Salsa de mantequilla y salvia
  • 100 gramos de mantequilla
  • 6 hojas de salvia fresca (también se puede usar albahaca)
  • 1 cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de nuez moscada
  • 1 pizca de pimienta negra
  • 1 pizca de chile en polvo

En una olla pequeña y a fuego muy bajo, derretimos la mantequilla lentamente. Agregamos la salvia (o la albahaca), la sal, la pimienta, el chile y la nuez moscada. Mezclamos suavemente con una cuchara de madera y cocinamos por unos 15 minutos, sin dejar de revolver.

Es importante hacerla a fuego muy suave para que no se queme. Opcionalmente, podemos ponerle un diente de ajo pelado que luego retiraremos, pero que le dará un buen toque a la salsa.

Es perfecta para las pastas rellenas como ravioli, gnocchi, tortellini, etc., porque queda suave y muy sabrosa, contraste perfecto para la pasta.